Un libro-manual del buen divorcio segun la abogada ana rosenfeld

Buenos Aires, 24 de octubre (Télam).- La abogada Ana Rosenfeld, conocida por representar a figuras del espectáculo, lanzó su libro "El terror de los maridos. Cómo prepararse para ser una futura ex esposa", donde repasa las circunstancias que la convirtieron en referente para muchas mujeres de buen pasar económico a quienes asesora para no queden mal paradas luego de un divorcio.

"Luego de tantos años siento que recorrí un largo camino colaborando con las mujeres que me vienen a consultar, no solamente por su divorcio sino para poder encarar el día después de que sus maridos las abandonan", comenta a Télam la mujer que se recibió de abogada meses antes de cumplir 20 años.

Si bien en su libro -publicado por Planeta- apunta a aquellas mujeres que tienen un buen pasar económico, la abogada aclara que "está pensado para todas las clases sociales, porque más allá del nivel socio-económico de cada una, todas comparten la misma inquietud de cómo resolver las cuestiones que describo".

"El tema no pasa por el mayor o menor caudal de dinero que tengan, sino que está relacionado con las necesidades específicas que tienen que cubrir. Estas necesidades son las mismas que existían antes de separarse, pero pesa sobre la mujer el tener que acreditar y justificar cuáles son", explica.

¿Todos los maridos te tienen miedo o sólo aquellos que tienen algo que ocultar? "En realidad mi objetivo no es que me tengan miedo, sino que le tengan respeto a quienes compartieron con ellos un proyecto de vida durante años, construyeron una familia y un determinado pasar económico", aclara.

"No es justo que escondan o retaceen lo que fue una construcción de ambos miembros de la pareja", asegura Rosenfeld quien ejemplifica que muchos hombres meses antes de tomar la decisión de divorciarse recurren a cientos de artilugios para evitar compartir el dinero con su ex esposa.

"Algunas de las tretas son salir de garante de algún amigo que luego dice que no puede cumplir con la obligación contraída. Entonces, supuestamente, el marido que garantizó, pierde lo que había dado en garantía. Pero en realidad fue todo un acto simulado para lograr que ese patrimonio saliera de la sociedad conyugal", ilustra.

¿Por qué los patrones de conducta de los hombres son "siempre los mismos" en estos temas? "Porque la mayoría considera que todo lo que hicieron es de su propiedad exclusiva y que repartirlo equitativamente con su esposa sería un desprendimiento injusto. Ellos interpretan que dar o no dar es su opción y por lo tanto depende sólo de su voluntad", apunta.

"Desde mis comienzos observé cómo reaccionan los hombres frente a un divorcio, y lamentablemente existe un patrón común y es que se sienten únicos dueños y señores de un patrimonio que en realidad, es de a dos. Por ese motivo opté por defender a quien considero la parte más débil en el tema: la mujer", explica.

En "El terror..." Rosenfeld apunta a que en la Argentina "falla" la forma de administrar la Justicia y explicita que "los procesos no sólo son excesivamente largos, sino lentos, y cuando por fin se dicta sentencia, es insatisfactoria aunque sea favorable".

Rosenfeld ejemplifica: "En un juicio de alimentos, cuando el juez finalmente dicta sentencia fijando el monto de la cuota alimentaria, ésta ya está totalmente desactualizada".

La abogada sostiene que "la mayoría de los jueces de Familia, sean jueces hombres o mujeres, deberían cambiar su mentalidad frente a estas cuestiones, porque tanto unos como otros ven a la mujer como alguien que sólo pide, cuando en realidad lo que reclama es nada más y nada menos lo que le corresponde".

"La solución más fácil es solicitar que todas las cosas estén a nombre de ambos; aconsejo no poner nada a nombre de los hijos, pero en caso de hacerlo, la mujer debe reservarse el usufructo de renta vitalicia", se explaya y acota: "Nadie puede hacer un convenio de división de bienes antes de presentar el divorcio".

En su libro la mediática abogada casada hace más de 30 años y con dos hijos que continúan su legado, trata temas como "La Justicia no se pide, se exige", "Prevención en el presente para asegurar el futuro", "Cómo protegerse de un futuro ex marido" y "Entre la conveniencia y el desamparo judicial", entre otros.

"Lamentablemente, la mayoría de las veces los hijos juegan el único papel que no tienen que jugar, que es estar en el medio de la contienda entre sus padres. Muchas veces son utilizados como rehenes por uno o ambos padres para presionar al otro, y eso es muy triste". (Télam)

abp-jg-agf 24/10/2013 11:39

Cargando...