Eiza González quiere triunfar en Hollywood

En la opinión pública se la conoce mejor por haber encandilado al guapo Liam Hemsworth poco después de que el australiano se separara de Miley Cyrus, pero la joven intérprete Eiza González no quiere que su repentina presencia en la prensa norteamericana eclipse por un momento su gran ambición como actriz. De hecho, en sus escasas entrevistas la artista mexicana solo presume con orgullo de las ofertas laborales que no paran de llegarle y de aquellas caras conocidas con las que empezará a rodar próximamente: una actitud que indica que Eiza busca en Hollywood algo más que los besos del cuñado de Elsa Pataky.

"En febrero empiezo a filmar una película que será increíble. Es una cinta con un guion muy interesante porque me recuerda a aquellas películas sobre jóvenes inadaptados que tienen que sobrevivir en un mundo hostil. Me toca trabajar con actores muy buenos como Bonnie Wright, que estuvo en 'Harry Potter' [interpretaba el personaje de Ginny Weasley] y con estrellas que han estado siempre presentes en mi vida a medida que iba creciendo. Estoy muy entusiasmada, la verdad", reveló la guapa intérprete en el programa 'Hoy' de la cadena Televisa.

Pero no todo son alegrías en la ajetreada vida que la rubia actriz ha emprendido en la meca del cine, ya que ni sus futuros compromisos profesionales ni el idilio que mantiene con Liam han logrado que Eiza González se distraiga temporalmente de la profunda nostalgia que siente por su casa. Además de confesarse una persona familiar que necesita mantener el estrecho vínculo que le une a sus seres queridos y a la cultura mexicana, la aspirante a estrella del cine admite que la debilidad que siente por su pequeña sobrina y la distancia que le separa de ella le han llevado a pensar en regresar a casa.

"Extraño muchísimo a mi mamá, a mi familia, a mi hermana y sobre todo a mi sobrina que tiene un año. Estoy enamorada de mi familia y, obviamente, ellos son el principal pilar de mi vida. No es fácil poner rumbo a una ciudad extraña y dejar que pase el tiempo. Soy una persona muy familiar y la familia es algo básico para mí. Necesito convivir con aquellas personas que me hacen regresar a mis raíces y que me aportan tranquilidad", añadió Eiza.

A la preocupación que le invade cuando está separada de su familia se une ahora el frío recibimiento que le han dedicado algunos medios de comunicación en Estados Unidos por su aparente romance con Liam Hemsworth, ya que los besos que compartió con el actor y que fueron rápidamente captados por los paparazzi le han colocado en el punto de mira de aquellos que ya la culpan de las penalidades que atraviesa la irreverente Miley Cyrus.

"Cuando Miley vio las fotos en las que aparecían Liam y Eiza besándose le entró un ataque de nervios y no paró de chillar en toda la tarde. Aunque mantuvo la normalidad durante su actuación en Las Vegas, tan pronto como terminó el espectáculo se encerró en su camerino y se puso a llorar desconsoladamente", aseguró una fuente cercana a la revista Life & Style.

Cargando...

YAHOO CELEBRIDADES EN FACEBOOK