Lo Que Te Perdiste

Rafa Amaya llega con “El Señor de los cielos” y defiende las narconovelas

Rafael Amaya/Telemundo

El lunes 15 de abril llega a la pantalla de Telemundo “El Señor de los cielos”, y desde ya existe una tremenda expectativa sobre este proyecto lleno de acción que toca el narcotráfico, un tema que tanto ha afectado a varios de nuestros países en Latinoamérica.

Luciendo una vez más su enorme talento y asumiendo el reto de personificar a un capo de la droga, el actor Rafael Amaya se siente muy orgulloso de este proyecto que seguramente tendrá el mismo éxito de “La reina del sur”.

“Es una maravillosa experiencia, es una oportunidad que esperaba hace mucho tiempo y estamos muy contentos con esto, porque cuando se preparan bien las cosas, no hay vuelta de hoja”, comentó el protagonista, en diálogo con Yahoo entretenimiento. “Ha sido un proceso normal de grabación, me ha ido muy bien, soy el protagonista y aunque pensé que iba a estar grabando muchas más horas, el ritmo de grabación no ha sido tan intenso porque la logística de la telenovela está bien elaborada; espero que les guste el resultado”.

Y aunque muchos televidentes están cansados de que últimamente en la televisión latina se hayan puesto de moda las denominadas narconovelas, como “El patrón del mal”, “Las muñecas de la mafia”, “Mi diosa coronada” y “el capo”, entre otras, Amaya defendió este tipo de proyectos y aseguró que la labor de los actores es llevar la realidad a la pantalla.

“Yo estoy cansado de ver la realidad en los periódicos, de eso sí estoy cansado, pero creo que estas historias en la televisión solo se van a acabar cuando dejen de contar noticias de ese tipo en los periódicos”, comentó Rafa.

“Yo no soy politico, soy actor, y mi labor como ciudadano y artista es contar historias, solo eso, y creo que aquí lo que estamos haciendo es ficcionar la realidad”.

Y al hablar de su personaje, un sangriento narcotraficante que siembra el terror, el actor comentó que es dedición de cada quien la manera como lo juzgue, pero recordó que hasta las personas más malas del mundo tienen cosas buenas y motivos que los llevan a ser como son.

“Es un personaje multidimensional, si lo quieren odiar o amar, eso ya es cosa del público, pero es un personaje muy interesante que podía definir como explosivo, mujeriego y estratega a la perfección, tres cosas en las que nada se parece a mí”, concluyó.

Cargando...