Famosas después del botox

Texto: Sofía Orsay

¿Has pensando alguna vez en recurrir al botox? Muchas celebridades admiten haberlo usado, con resultados buenos y malos. Conoce las experiencias de las famosas y descubre lo que debes saber acerca de este tratamiento de efecto rejuvenecedor.

Nicole Kidman / Foto: APNicole Kidman / Foto: AP



La bellísima Nicole Kidman utilizó botox durante muchos años, como explicó al diario italiano La Repubblica, donde reconoció que no le fue del todo bien: “Tuve una mala experiencia. No me gustó como se veía mi cara. Ahora no lo uso más, ¡y puedo mover mi frente otra vez!”, declaró la actriz australiana. Todos los que la vimos con expresión endurecida, pudimos notar que su rostro era más bonito antes de las inyecciones. Por suerte, la actriz está volviendo a optar por la belleza natural.

Como ella, hay más celebridades que se arrepintieron de utilizar botox. Courteney Cox, por ejemplo, explicó que en una ocasión, se sintió atrapada en su propia piel. “A veces me hago botox, pero una vez usé demasiado, y no lo recomiendo. No tengo problema con las cirugías, si te hacen sentir mejor contigo misma, y lo haces con un buen profesional, entonces está bien. Pero hay que tener cuidado”, explicó la actriz a la revista InStyle.

Courteney Cox / Foto: APCourteney Cox / Foto: AP



Joan Rivers es otra que admitió que utilizar botox, no siempre es una buena idea: “Estoy tomándome un recreo. Mi rostro se mueve menos que las vocales de Betty White”, bromeó la presentadora en Today. Y agregó: “En mi último cumpleaños, no pude soplar las velitas del pastel”. Bienvenido entonces ese descanso del bótox.

Joan Rivers / Foto: APJoan Rivers / Foto: AP



Pero otras famosas que lo utilizan regularmente, ¡están felices con los resultados! Jenny McCarthy, por ejemplo, recientemente declaró a la revista People: “Utilizo botox cada dos meses en la frente, solo un pequeño pinchazo aquí y allá. Si usas demasiado, no se ve bien. Creo que un poquito es lo ideal, porque te ves genial, manteniendo la movilidad de tu rostro. Es un gran secretito de belleza”.

Jenny McCarthy / Foto: APJenny McCarthy / Foto: AP



Lisa Rinna, por su parte, suele ser criticada por los tabloides por usar demasiado botox, pero a ella ¡le encanta! En su libro “The Big Fun Sexy Sex Book”, la actriz admitió recibir inyecciones de la sustancia y, además, tuiteó una foto de su cara a la salida del doctor, acompañada del texto “Para todos los que dicen que uso demasiado botox, ¡esta foto es para ustedes!”.

Lisa Rinna / Foto: APLisa Rinna / Foto: AP



Si estás considerando aplicarte botox, hay varias cosas que debes tener en cuenta:


1. No dura para siempre. El efecto del botox solo dura entre 3 y 6 meses, según explicó el cirujano plástico David Shafer en su entrevista con el portal especializado en salud Real Self. El especialista señaló que algunos pacientes prefieren esperar a que los efectos desaparezcan por completo, mientras que otros agendan una cita con el doctor apenas ven reaparecer las primeras arruguitas. Shafer afirma que repetir las inyecciones no es perjudicial, ni produce que los resultados se hagan menos efectivos.

2. No implica tiempo de recuperación en casa. Según la Academia Americana de Dermatología, las aplicaciones son rápidas y poco invasivas, lo que permite que puedas volver a tus actividades a los pocos minutos después de recibirlas.

3. Podría tener efectos secundarios. Según la Administración de Alimentos y Drogas de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés), el botox podría tener graves efectos secundarios, como problemas para tragar y para respirar, además de que el efecto de la toxina pudiera llegar a esparcirse hacia otros sectores del cuerpo o del rostro, con la posibilidad de provocar sensación de debilidad, visión borrosa, pérdida del control de la vejiga y disfonía. Por ello, es importante siempre acudir con un especialista certificado.

4. Es caro. Según explicó el Dr. Richard Duval al portal Real Self, la aplicación del botox puede cobrarse por unidad o por área. Cada unidad suele costar entre 10.00 USD y 20.00 USD. Considerando que para una zona pequeña como las arruguitas llamadas “patas de gallo” se pueden requerir de 60 unidades, te darás cuenta que llega a ser costoso.


Recuerda que antes de someterte a cualquier tratamiento cosmético, debes consultar a un médico.


Fuentes: Real Self (realself.com), Administración de Alimentos y Drogas de los Estados (fda.gov), Academia Americana de Dermatología (aad.org), Libro “The Big Fun Sexy Sex Book”, People (people.com), Today (today.com), InStyle (instyle.com), La Repubblica (repubblica.it).