Adicto a las Telenovelas

Sandra Beltrán cuenta el infierno que vivió en EEUU

La actriz, que se hizo famosa por su papel de “La Diabla” en la serie “Sin tetas no hay paraíso”, contó en entrevista para la revista Elenco lo mal que la pasó en Estados Unidos en su búsqueda de crecimiento profesional como actriz en este país.

Sandra cuenta que decidió viajar principalmente porque quería que su hijo Luciano naciera allá y se convirtiera en ciudadano estadounidense, y de paso buscaría oportunidades de laborales. Tal vez su situación no era la mejor, ya que viajó con visa de turista, sin trabajo y con unos cuantos ahorros.

Legalizar su visa de trabajo le costó llevar una vida muy diferente a lo que quería. “Tuve que buscar un abogado, un representante legal y un contrato laboral. Mientras hacía eso fui mamá de tiempo completo. Llegó un punto en el que me quería enloquecer. ¡Fue difícil! No tenia carro para movilizarme, no trabajaba y dependía de mi tías. Mis hermanas me ayudaban pero no me alcanzaba el dinero que me mandaban. Pasé de tenerlo todo en Colombia a tener escasamente lo necesario. Ya no era la que ayudaba a mi familia sino a la que ayudaban, y me tocó aceptarlo”, narra Sandra.

El panorama se puso todavía más oscuro cuando le devolvieron la solicitud de su visa de trabajo porque necesitaba más información para demostrar que era actriz y que quería trabajar en Estados Unidos. Transcurrieron dos duros meses en los que se limitaba a los gastos de su hijo y en los que no tenía con quien contar, por lo que recurrió a su exmánager Miguel Sierra, quien le tendió la mano y la ayudó.

Finalmente, Sandra tiene sus papeles en regla pero esto le costó soledad y grandes esfuerzos, así como cualquier persona que se va a este país en busca de ese llamado “sueño americano” y sufre con los límites de las fronteras, donde realmente no se es nadie y se empieza a construir de cero.

¿Que opinas de esta mujer que nos demuestra que a veces la fama no sirve de mucho?

Cargando...